EL SABER NO OCUPA LUGAR

Desde las tablillas de arcilla, pasando por los papiros y los pergaminos, hasta hoy día, la capacidad para almacenar conocimientos ha ido creciendo, al tiempo que la cantidad de conocimientos adquiridos iba aumentado. Lo cierto es que la Biblioteca de Alejandría cabría en un pendrive y sobraría sitio. Pienso que por mucho que avance la tecnología de almacenamiento y por muchos conocimientos que lleguemos a adquirir, nunca llegaremos a superar las capacidades del cerebro humano.

El saber no ocupa lugar. Ni edad. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: