AÑORANZAS

Hubo un tiempo, en que a algunas de las personas que teníamos tu edad nos apasionaba la ciencia, tanto como nos apasionaba el fútbol, el rock, la aventura y… las aventuras.

Por eso, tan solo por esa pasión, admirábamos a las estrellas de la música, del deporte, del cine y también al Dr. Goodstein.

En cuanto a la ciencia, a falta del genial divulgador, nos conformábamos con nuestro profesor de Física. Y eso que nos suspendía. ¡Cómo nos suspendía!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: